Diario El Norte

Policiales

Otra vez lo detuvieron a "Chucky"

20 Septiembre 2017 (17:38)

La zona sur tiene su “Chucky”, un menor que habría cometido varios ilícitos y que por su edad entra y sale de las comisarias continuamente. Esta vez el joven, con problemas de adicción, fue aprehendido con plantines de marihuana. Es necesaria la implementación de un centro de rehabilitación en la ciudad.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Otra vez lo detuvieron a
Foto 1/1    Plantines secuestrados en la casa de Chucky

Desde que la película “Chucky” hizo furor en los años 90, a cada pibe que se mete en líos enseguida se lo apoda de la misma manera. La ciudad sabe de varios “Chuckys” que han hecho estragos delinquiendo, generalmente menores de edad, y que por el nivel de maldad tenían el alias del muñeco diabólico. En zona norte hay un Chucky que durante mucho tiempo hizo estragos, pero no es el único en la ciudad ya que  hay varios Chuckys que hacen honor a su apodo. Zona sur no es la excepción y tiene también menores que amparados en su edad cometen diversos ilícitos jugando con esa zona gris de la justicia que no los puede condenar y tampoco recluir porque como ya hemos denunciado en innumerables oportunidades, en la ciudad está haciendo falta urgentemente un centro de rehabilitación para menores.

Esta vez personal de la Comisaria Segunda procedió a ejecutar una orden de allanamiento en la vivienda del mencionado, en barrio Ivba, ya que aparte de delinquir, el joven tiene serios problemas de adicción. En el lugar se procedió al secuestro de dos plantines de marihuana. El menor fue trasladado a la dependencia en carácter de aprehendido y se dispuso se lo notifique del Art 60 del c.p.p por infringir la Ley 23.737 por tenencia simple otorgándosele posteriormente la libertad.


Sin ayuda

El caso de Chucky es uno más de cientos que ocurren en nuestra ciudad. Jóvenes víctimas de la droga y la mala vida que sin un círculo familiar que lo cobije y los cuide, terminan presos o muertos. Una ciudad de la importancia de  San Nicolás, con el desmesurado crecimiento demográfico que ha tenido en los últimos años y que abarca una región de varias localidades que dependen de ella, no puede no tener un centro de rehabilitación para menores. Es inconcebible que aun estemos debatiendo el traslado de los chicos que delinquen a la ciudad de La Plata donde se fugan con facilidad y bajo ningún concepto quienes se quedan se recuperan. Un centro para menores no debe ser un lugar de castigo sino de rehabilitación, de ordenar a los jóvenes, de darles oportunidades, contención, ayuda. Debe ser una herramienta que la vida les niega para enderezar su camino. 

Ningún bien le hace la justicia  a Chucky si lo deja libre sin más. Ese chico volverá a drogarse, volverá a delinquir y solo se esperará a que sea mayor de edad para que termine purgando una larga condena. Aun se lo puede recuperar, solo hay que ocuparse y eso depende del estado.