Diario El Norte

Locales

Por el crimen de Ángela Barrios fueron amenazadas dos mujeres

12 Septiembre 2017 (05:50)

La pareja de Fabián Andino y su hija, el domingo a la tarde, en diferentes domicilios, fueron intimidadas para que retiren los dichos sobre los audios que justamente ambas mujeres habrían recibido de Jonathan Andino y que lo comprometerían. Las mujeres realizaron ayer las denuncias correspondientes.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Por el crimen de Ángela Barrios fueron amenazadas dos mujeres
Foto 1/1    Madre e hija recibieron amenazas que estarían relacionadas con el crimen de Ángela Barrios. EL NORTE

El domingo a la tarde en el buzón de correo de su casa Delfina Fernández recibió una amenaza para que retiraran los audios que supuestamente habrían presentado ante la fiscalía donde el hijo de Rubén Barrios, Jonathan, de alguna manera deja entrever que conoce algunos aspectos sobre la muerte de Ángela Barrios. 

El mismo tipo de amenaza, en su confección y en su texto, recibió Josefina Vilches, hija de Delfina, y la madre de una niña cuyo padre es Jonathan Barrios. Ambas mujeres viven en domicilios separados y, según ellas no le habrían ni comentado a la policía ni a la justicia la nueva residencia.

En la noche del domingo Delfina Fernández, que vive sola con sus hijos menores, percibió que intentaban forzar el portón de ingreso.


A un año

El próximo 21 de septiembre se cumplirá un año de la desaparición de Ángela Barrios. La misma fue hallada muerta una semana después en las inmediaciones del Cementerio Celestial. El hecho conmocionó no sólo a San Nicolás sino que su difusión hizo que todo el país estuviera pendiente del hallazgo del cuerpo y el esclarecimiento del hecho. Prácticamente el mismo día en que se encontró el cuerpo, Rubén Andino, vecino de Ángela, fue detenido y acusado por ser el presunto autor del homicidio.

Se realizó casi inmediatamente un allanamiento en la vivienda de Andino en barrio Virgen del Rosario, no se encontraron elementos. Una semana después en otra inspección que muchos podrían tildar de desprolija, se habrían hallado elementos relacionados con el crimen como ropa con sangre y lo que podría ser el arma homicida.

A Rubén Andino se le dictó la prisión preventiva y fue llevado a la Unidad Penal 3 de nuestra ciudad donde permanece aún detenido a la espera del juicio. Se especuló en varias oportunidades que Andino podría quedar en el régimen de libertad vigilada. Mientras tanto, extraños habrían usurpado la vivienda que ocupaba en el barrio Virgen del Rosario.

Recordemos que Jony Andino, quien padecería  un trastorno madurativo, fue detenido también

de acuerdo a lo que se desprende de la causa y, atormentado, declara que su padre mató a Ángela y no conforme con decírselo a la policía se lo comenta a los compañeros de celda que cuentan lo sucedido a los guardias.

De acuerdo a un audio que nos entregó la ex mujer de Jony, con el cual tiene una pequeña hija, la situación habría sido distinta.

(…) “Cuando estaba adentro, los policías –dice el joven- a mí me pegaron, me pegaron una paliza bárbara. Si no me crees pregúntale a mi hermana que ella me vio. Me tuvieron encerrado en el calabozo, me sacaban para pegarme nomás. Me decían que si no declaraba lo que ellos querían escuchar iban a ir por vos y por la nena (…)

Celia y Flavia son madre e hija unidas a los Andino. La primera tuvo una relación con Fabián “Fama” Andino que derivó en el año 2015 en un incidente de violencia doméstica que para Celia a la luz del tiempo transcurrido solo fue un episodio menor. Por esa denuncia fue llamada a declarar en al actual proceso. Su relación con Fabián llevó a que su hija que hoy cuenta con 28 años se conociera con Jony y tuvieran una hija. La relación tampoco llegó a buen puerto; Flavia reconoce que Jony producto de la droga, en determinado momento tenía actitudes agresivas que incluso lo llevaban a empuñar un arma blanca. Su relación tuvo muchas idas y vueltas en poco tiempo.

Flavia recuerda que cuando ocurre la muerte de Ángela ella notó extraño a Jony. “Cuando -agrega Flavia- a mi madre la llevan a declarar, él se prende un cigarro y se pone nervioso. Me pidió que tuviéramos relaciones por última vez. Me dijo: ¿quién sabe si ésta no es la última vez que me ves la cara?. Me decía si lo esperaría, si le llevaría la nena. Le pregunté qué macana se había mandado porque si era así que se olvidara que lo vería”.

Madre e hija comentaron que Jony y Ángela se conocían desde el jardín de infantes y que se mensajeaban. “Ella -cuenta Flavia- le pedía ayuda por el tema del novio”. De acuerdo a lo que relata la entrevistada ellos quedaron en verse. Ángela le dice que fuera a su casa pero Jony le indica que era mejor encontrarse en el negocio de tatuajes de Daniel que está ubicado en el barrio. Cuando ya estaba detenido su padre y Jony le llevaba comida, afirma Flavia que como se había olvidado en la casa el celular pudo acceder a todos los mensajes. “Veo -señala- todos los mensajes y ahí me doy cuenta que le tira onda”. Se refiere a lo que interpretaba de los mensajes que le enviaba Jony a Ángela. Los mensajes, según recuerda, no eran demasiado antiguos.

También Flavia recuerda que, en una conversación telefónica, cuando ya Jony estaba en Mar del Plata con la madre, le dijo una frase que la impactó. En ese momento Flavia le decía que no quería saber nada con él. Y Jony le habría dicho: “ ¿pero vos sos loquita, qué tenés en la cabeza, querés terminar como la loquita que terminó detrás del cementerio?”.


Visita

Jonathan Andino estuvo en San Nicolás, oficialmente, en el mes de abril, indica Flavia Vilche. En esa oportunidad visitó a su pequeña hija en San Nicolás. En esa ocasión lo acompañaba su madre con quien vive en Mar del Plata. Con posterioridad se mudan a diferentes domicilios aunque Flavia señala que siguieron en contacto telefónico. Luego las ahora amenazadas se mudan de domicilio que ni siquiera a las autoridades le comentaron. Ambas temen represalias y se sienten desprotegidas.-