Diario El Norte

Editorial

El éxito de los créditos hipotecarios, atados a lograr la estabilidad económica

13 Julio 2017 (00:23)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Los créditos hipotecarios a 30 años que ajustan por índice UVA, lanzada con bombos y platillos, fue recibida con beneplácito por la clase media. Por fin, después de un largo tiempo, los bancos financian la compra de viviendas bajo un régimen de cuotas similares al pago de un alquiler mensual.

Según un estudio de la consultora D'Alessio IROL, realizado en forma conjunta con Sergio Berensztein, fue una de las medidas del gobierno de Macri con mayor aprobación (51%), sólo superada por la eliminación del cepo al dólar (54%).

Sin embargo, la necesidad de lanzar la iniciativa (por cuestiones políticas y para "calentar" la economía) hizo que el "timing" elegido quizás no haya sido el más propicio. Más allá de que la inflación está claramente en descenso, la economía aún no se ha estabilizado lo suficiente como para garantizar el éxito de este tipo de créditos.

Más allá de estos fundados temores, los créditos se han convertido en un verdadero éxito y están siendo muy bien recibidos por la clase media argentina, a punto tal que ya se han otorgado $ 5000 millones en este tipo de operatorias, volumen que hasta el momento beneficia a unos 5000 grupos familiares.

Según datos del Banco Central, el sistema financiero está entregando diariamente entre $ 50 y $ 70 millones. En marzo se alcanzó el récord de $1100 millones, a medida que avanzan los meses, la cifra crece de manera sostenida. Obviamente que es una cifra insignificante teniendo en cuenta que hay 3,4 millones de familias que alquilan o no son dueñas de la propiedad en la que residen; pero lo importante es la tendencia que se está registrando, a punto tal que los directivos de los bancos confían en que la evolución de los hipotecarios no será lineal sino exponencial, en la medida en que la inflación baje del pedestal. Javier González Fraga –por ejemplo- pronostica que para 2017 entre el Banco Nación -que él comanda-, el Provincia y el Ciudad se concederán 30.000 créditos por un valor cercano a los $ 40.000 millones.

El sistema UVA, gran protagonista de esta historia, fue ideado por el presidente del Banco Central, Federico Sturzenegger, la clave de su éxito está en la estabilidad económica.

El sistema prevé que si la inflación supera en un 10% a la evolución del salario promedio, la cuota queda topeada. Sin embargo, esta cláusula no es la "panacea" ante un ciclo persistente de elevadas subas de precios. Ante esa situación, la diferencia entre el monto que corresponde pagar y el tope fijado no se condona, se traslada al final del préstamo alargando el período de cancelación.

El sistema es realmente beneficioso en la medida que podamos bajar de manera sostenida y constante la inflación. Una vez, volvemos entonces al punto de partida. Sin estabilidad, no hay futuro. Algunos mesiánicos que ya han fracasado con sus políticas, siguen insistiendo en generar gasto público con el fin de reactivar la economía; pero la realidad indica que debemos ir inexorablemente a un sistema de estabilidad económica que tenga bases sólidas y pueda sostenerse en el tiempo. Caso contrario, ningún crédito hipotecario a largo plazo será beneficioso para las millones de familias que anhelan su casa propia.