Diario El Norte

Locales

El sanatorio de la UOM habilitó un anexo con otras doce camas para internación

19 Mayo 2017 (17:07)

El gremio de los metalúrgicos avanza en un formidable proceso de inversión con el objeto de ampliar la capacidad de atención en un contexto marcado por el colapso del servicio de internación. Ayer se habilitó un ala con seis nuevas habitaciones y doce camas, que comunica el edificio histórico con el anexo en construcción.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

El sanatorio de la UOM  habilitó un anexo con otras  doce camas para internación
Foto 1/1   

El sanatorio de la Unión Obrera Metalúrgica habilitó ayer un ala con seis habitaciones y doce camas para internación, en el tercer piso del edificio anexo. El nuevo espacio también cuenta con una sala para enfermeras y un amplio lugar destinado a familiares de los pacientes internados.

El Padre Marcelo Domenech fue el encargado de bendecir las nuevas instalaciones, que son parte de una inversión global estimada en cuatro millones de dólares, que contempla un total de ocho nuevos pisos en la torre que se encuentra en construcción sobre calle Soler, anexada al edificio histórico.

“Esto no es una inauguración sino más bien la habilitación de un nuevo espacio que nos permitirá aliviar una situación que ha colapsado”, expresó el secretario general de la UOM San Nicolás, Naldo Brunelli. Con esas palabras, el máximo dirigente metalúrgico de nuestra ciudad hacía referencia al delicado panorama que atraviesa el sistema de internación en nuestra ciudad. Y que apuró la decisión de ir habilitando aquellos sectores que estén concluidos y equipados. De esa manera se brinda una mejor atención a la desbordada demanda de vecinos nicoleños que hoy deben aguardar que se desocupe una cama para -por ejemplo- ser intervenido quirúrgicamente.

“El servicio de salud hoy es deficitario. Pero esa realidad no puede interferir en la necesidad de crecer, porque entonces el problema sería cada vez más grave”, apuntó Brunelli.

En concreto, cinco de las nuevas habitaciones están destinadas a pacientes comunes, y una sexta está equipada especialmente para personas que se recuperan de una intervención bariátrica, es decir, pacientes a los que -por ejemplo- se les practicó un by pass gástrico. De hecho, cada una de las dos camas de esa habitación permiten soportar un peso de 400 kgms. El sanitario de esta habitación también está acondicionado para personas de gran porte y con dificultades para moverse con agilidad.


Post quirúrgicas

El factor común en las seis nuevas habitaciones es el amplio espacio que tienen, lo cual potencia el confort para los acompañantes del paciente. Prioritariamente, estas nuevas camas están destinadas a personas que se recuperan de una cirugía. Tanto la construcción como el mobiliario es de alta calidad. “Vamos haciendo lo posible, con los pocos recursos que tenemos. Nos gustaría poder terminar los ocho pisos en un año y medio. Pero sabemos que eso es imposible, por lo que avanzamos de acuerdo a nuestras posibilidades. Este es el resultado del esfuerzo de los afiliados. Nuestra responsabilidad es administrarlo de la mejor manera”, indicó Brunelli.


En paralelo

El sanatorio de la UOM ha dejado de ser un centro de atención médica exclusivo para afiliados al gremio metalúrgico, para convertirse en la clínica con mayor demanda de atención en nuestra comunidad. Por tal motivo, en paralelo a la construcción de la nueva torre se está trabajando en la ampliación del servicio de Guardia. En tanto el próximo lunes se habilitarán 21 puestos de facturación. “Para subsistir en el sistema es necesario facturar en forma ordenada y detallada. De otra manera, con lo que algunas obras sociales tardan en pagar, sería un suicidio no estar ordenados administrativamente”, completó Brunelli.