Diario El Norte

Editorial

Una medida para acercarnos al futuro

16 Mayo 2017 (00:07)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Desde que el gobierno de Cambiemos llegó a la Casa Rosada, el plan de cuidado medioambiental se convirtió en uno de los ejes de acción. Ya cuando Mauricio Macri estuvo en el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires (y luego con la continuidad de Horacio Rodríguez Larreta) la bicisenda y los puestos para una vida más saludable fueron parte importante de la propuesta del Pro. Con ello se apuntaba básicamente a la posibilidad de reducir la contaminación ambiental.

Ahora, el gobierno nacional dio un paso más al reducir la carga impositiva para los autos híbridos, eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno), como así también a favorecer el ensamblaje local para luego potenciar la integración nacional de este tipo de vehículos.

En cuanto a los impuestos, en el caso de los vehículos híbridos terminados, el arancel pasará del 35% al 5%, mientras que para los eléctricos y a celdas de combustible (hidrógeno) pasará al 2 por ciento. En una segunda etapa, establecerá mecanismos para incentivar la integración local de este tipo de autos que requieren menores consumos de combustible y utilizan energías limpias y renovables.

La medida busca también alinear a la Argentina con los países más avanzados en materia de cuidado del medio ambiente, con una baja sensible del precio de los autos eléctricos. El decreto establece que la modificación de aranceles será transitoria por un período de 36 meses y para un cupo de 6.000 autos eléctricos. Pero existe la posibilidad concreta de que esto se mantenga en el tiempo.

En medio de tantos problemas económicos, esta noticia seguramente ha pasado desapercibida; pero nos parece importante rescatarla y valorarla en su justa dimensión. No solamente por lo que representará desde el punto de vista ambiental, sino por el impacto que puede tener sobre el sector automotriz, en consecuencia también sobre la economía en su conjunto.

Hoy trabajan en dicho sector más de 70.000 personas de forma directa y otras 150.000 en forma indirecta, en 11 terminales, y más de 500 autopartistas. Se han anunciado inversiones por aproximadamente u$s3.500 millones entre autopartistas y terminales automotrices en estos últimos 15 meses; es uno de los pocos rubros industriales que está funcionando medianamente bien.

En más de una oportunidad hemos planteado la necesidad de fomentar la actividad productiva, eso es lo que se está haciendo con este tipo de medidas. Los vehículos eléctricos o al menos híbridos, constituyen el futuro que se acerca a pasos acelerados, la Argentina no debe quedarse atrás.

Hoy en día todavía no son de alcance masivo debido a su alto costo; pero en la medida que se vaya fomentando su producción e importación, los costos irán bajando y se harán más "populares".

Es el camino que el gobierno debe tomar, no solamente en el sector automotriz sino en el resto de las variables productivas de la economía. Apostar a lo nuevo y a lo eficiente es apostar al futuro, para que ese futuro sea nuestro debemos empezar a construirlo en la actualidad.