Diario El Norte

Editorial

Un hospital que se va recuperando, gracias al aporte privado

13 Mayo 2017 (22:50)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Tal como lo informó EL NORTE en su edición de ayer, fueron inauguradas las instalaciones de la Guardia Pediátrica del Hospital San Felipe. La nueva obra –que EDEN acompañó y financió- triplica la superficie destinada a la atención con una nueva ala de 170 metros cuadrados, contando además con aparatología específica, una zona de emergencia y sala de espera propias.

La Guardia de Pediatría sobre calle Mitre, ha quedado remodelada tanto interior como exteriormente. Se hizo un pintado especial destinado a hacer más amigable el ambiente para los chicos. Como novedad, habrá un consultorio de kinesiología para urgencias respiratorias. Estas instalaciones tienen mobiliario y equipamiento general actualizado y ampliado: aspiradores Silfab, oxímetros de pulso, tensiómetros pediátricos, pantoscopio y cardio-desfibrilador, válvulas PEEP Ambu para utilizarse con resucitadores manuales, ventiladores, tubos de aluminio con manómetro.

Los trabajos presentados en sociedad son el resultado de un trabajo que demandó tiempo y esfuerzo de un equipo que conformaron integrantes del Consejo de Administración, la Dirección y la jefatura de la Guardia Pediátrica, como así también Mujeres Emprendedoras de la Federación de Comercio e Industria local. Además, por supuesto, del aporte económico realizado por la empresa distribuidora de energía.

Por otra parte, para el próximo martes está prevista otra importante inauguración, pero en este caso en el sector de Cirugía. Los trabajos fueron financiados con aportes de la Fundación Hnos. Agustín y Enrique Rocca, Ternium Siderar, y lo recaudado en la Maratón 10 K Ternium realizada el año pasado. Todo ello se canalizó a través de la Asociación Cooperadora del Hospital.

Todo este esfuerzo privado viene a suplir la falta de inversión de la provincia, responsable de su funcionamiento y de la salud de los habitantes. Debemos destacar la conjunción de iniciativas que demuestran que se pueden lograr grandes cosas con trabajo y sin intereses sectoriales. El Hospital San Felipe es de todos, mucha gente desinteresadamente ha colaborado para mejorar sus instalaciones y sus prestaciones sobreponiéndose a la crisis.

Al parecer el Estado Provincial, asumiera su función y estará presente próximamente con su aporte para ampliar y remodelar toda el sector de Guardia del Hospital. Así lo han anunciado desde el municipio, es muy probablemente que antes de que finalice el 2017 ya se estará trabajando. Pero esos esfuerzos privados no deben cesar, si la provincia hace las obras necesarias en nuestro hospital según le corresponde, los particulares podrán re orientar los mismos a esta u otras instituciones de bien publico y de trabajo comunitario que también lo necesitan.

Nuestro Hospital San Felipe siempre ha sido orgullo de todos los nicoleños. Seguramente en poco tiempo más recuperaremos buena parte de ese prestigio perdido, eso será muy bueno para toda la comunidad nicoleña y zonal.