Diario El Norte

Editorial

Una respuesta rápida y millonaria para las escuelas de La Emilia

20 Abril 2017 (00:29)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Luego de la terrible inundación sufrida por los habitantes de La Emilia a mediados de enero pasado, hubo que empezar de nuevo. Las escuelas de la localidad no estuvieron ajenas a la destrucción generalizada que sufrió la zona. 

Del Jardín de Infantes se hicieron cargo de repararlo dos entidades sin fines de lucro, incluyendo la refacción integral de los baños y otros trabajos por más de un millón de pesos que se está ejecutando en estos momentos.  

En la Escuela de Educación Técnica Nº 5 las reparaciones menores estuvieron a cargo del Consejo Escolar, ahora, con un fondo especial que el INET depositó cercano al millón de pesos en la cuenta de la institución, por lo que ésta contratará a las empresas para realizar las reparaciones, ampliaciones y reemplazos necesarios. 

La Primaria 3 de Villa hermosa fue puesta en condiciones por el Consejo Escolar ya que como se va a “relocalizar” no recibió aportes económicos de otros organismos. Hoy los chicos están dando clases en ese edificio.

Las Escuelas Secundaria 8 y Primaria 18, en tanto, recibieron la intervención de una empresa enviada desde La Plata que realizó trabajos menores en la segunda y algunas reparaciones básicas como el reemplazo del cielorraso en la Primera. Pero la reparación integral del edificio será ejecutados por la empresa que resulten adjudicatarias luego de que se abran los sobres. 

Son obras que demandarán una inversión superior a los 5 millones de pesos, un monto importante que hubiera sido imposible de reunir sin el aporte del Estado Nacional. Se trata, sin dudas, de un hecho que debe ser destacado, máxime en este tiempo de crisis y privaciones que afecta a todos los estamentos e instituciones.

Recordemos que ambas escuelas ya recibieron mobiliario nuevo antes que comenzaran las clases. Ahora con las intervenciones que se han licitado se espera que sendos edificios reciban la tan esperada inversión que les permita superar definitivamente los daños sufridos en enero.

Lo ocurrido con estos establecimientos educativos de La Emilia demuestra que cuando se quiere, se puede. Muchas veces se dan vueltas y vueltas para tomar una decisión, o para desembolsar el dinero. No ha sido éste el caso. A pocos meses de la inundación, el dinero está llegando a buen puerto.

Debemos hacer, sin embargo, una sola observación. En estos procesos licitatorios no se dio publicación a nivel local (sólo en el boletín oficial nacional), motivo por el cual resulta muy difícil que se presenten empresas de nuestro medio. Esto es un déficit, siempre es mejor que las empresas a cargo de las obras sean de nuestra ciudad, o al menos de la región. Es una forma de que actúen en sintonía con las autoridades locales, permitiendo un mejor control y compromiso. Son pequeñas cosas que deben reverse de cara a futuro.

Sin embargo, destacamos una vez más la rapidez y volumen del aporte que se está haciendo para que estas escuelas estén en las mejores condiciones cuanto antes. Los chicos de La Emilia lo necesitan, es satisfactorio que los recursos de nuestros impuestos vuelvan a la región en obras tan importantes.