Diario El Norte

Locales

Obispado de San Nicolas y los vientos de cambio

19 Marzo 2017 (11:05)

Desde la llegada Monseñor Santiago como nuevo obispo, tal cual lo dejamos entrever en algunos de nuestros artículos, se percibían ruidos entre los integrantes de quienes conforman la Diócesis de San Nicolás. Especialmente en el ambiente de la Catedral y el Santuario de la Virgen del Rosario de San Nicolás.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Obispado de San Nicolas y los vientos de cambio
Foto 1/1   

Por Daniel Erne

Desde su llegada se produjo en forma intencional el incendio de la Catedral. Fueron detenidos un menor y a un mayor de edad que se “hicieron responsables del hecho”, pero circulan fuertes versiones que cometieron el acto delictivo por encargue.

Ahora el nuevo obispo de la Diócesis de San Nicolás determinó poner fin a los difusión de los mensajes de Gladys de Mota referidos a la Virgen María, en su advocación de María del Rosario de San Nicolás. Medida que no hace falta aclarar produjo gran malestar en parte de la curía de la zona.

 Monseñor Santiago -quien se refirió al tema en la nota que publicara nuestro medio el jueves último- informó que luego de consultar a Roma sobre este tema “el Vaticano me contestó -señaló- que eso era lo más conveniente para la fe Mariana”.

«Para que el acontecimiento mariano de San Nicolás siga siendo digno de fe, es conveniente poner fin a la divulgación de los mensajes que seguiré recibiendo y guardando en los archivos del obispado», precisó el Prelado.

El prelado recordó que en 1990 el entonces obispo de San Nicolás de los Arroyos monseñor Domingo Salvador Castagna había decidido, después de consultar a teólogos y psicólogos, “poner fin a la divulgación de los mensajes de la señora Gladys de Motta referidos a la Virgen por considerarlos suficientes y para evitar que dichos mensajes se desvirtúen”.

“Lo que consulté a Roma fue hacer definitiva la decisión que tomó monseñor Salvador Castagna en 1990, es decir dejar de publicar los mensajes para que el acontecimiento mariano de San Nicolás, siga siendo digno de fe y nos lleve a seguir a Cristo a del través Año Litúrgico, el cual nos presenta toda la vida de Cristo y María. Y es el lugar que la Iglesia nos propone para crecer en la fe católica”, fundamentó.

 

Reconocimiento

Recordemos que su antecesor Monseñor Cardelli en mayo del año pasado reconoció el carácter sobrenatural del fenómeno Mariano. Señaló en una extensa nota que a doce años de su pastoreo en San Nicolás.

Cardelli manifestó: “reconozco el carácter sobrenatural de los felices acontecimientos con los que Dios a través de su hija predilecta, Jesús por medio de su Santísima Madre, el Espíritu Santo por medio de su dilecta esposa, ha querido manifestarse amorosamente en nuestra diócesis. Finalmente y como la Santa Madre lo ha pedido, imploro al Cielo en nombre de toda la diócesis, que sea Ella, por siempre la Reina y Señora de San Nicolás de los Arroyos”.

Monseñor Cardelli,  como Obispo Emérito se quedó en San Nicolás y tomó posesión de la Parroquia Santa Rosa de San Nicolás.

 

La aparición

El 25 de septiembre de 1983 la Virgen se aparece a Gladys Quiroga de Motta, en su habitación, mientras rezaba el rosario.

La Virgen estaba vestida de azul, tenía el Niño en brazos y un rosario en la mano. La Santísima Madre hizo un gesto, como para darle el rosario a Gladys.

La aparición fue muy breve, como una especie de anunciación.

El día anterior había visto iluminarse el rosario que tenía colgado en su habitación. Algunos vecinos lo vieron también. Allí comenzó a rezar el rosario, y al día siguiente se produjo la primera aparición.

 

Durante algún tiempo, en varios lugares de Buenos Aires varias familias atestiguaron este fenómeno en sus propias casas.

Gladys no acostumbraba a escribir. Asistió a la escuela primaria hasta cuarto grado. Sin embargo fue dejando testimonio por escrito de los mensajes y los hechos que cambiaron su vida y la de muchos.

El 28 de septiembre y el 5 de octubre de 1983 nuevamente la Virgen se le aparece a Gladys mientras reza el rosario. La Madre repite el gesto de tenderle el suyo. La Virgen no había hablado todavía.

El 7 de octubre, fiesta del Rosario, sintió el anuncio interior que había aprendido a reconocer, cerró los ojos, vio una luz, y en ella a la Santísima Virgen, real y llena de vida, sosteniendo en sus manos un gran rosario. Gladys le preguntó qué esperaba de nosotros. La imagen se borró y apareció la visión de un templo. Con ello comprendió que María quería estar entre nosotros.

El 13 de octubre, día de la última aparición de Fátima, la Virgen habla por primera vez:

Has cumplido. No tengas miedo. Ven a verme. De mi mano caminarás y muchos caminos recorrerás.

A partir de allí comienza a recibir otros mensajes en forma frecuente. El 19 de octubre le dijo:

Rebeldes son los injustos y humildes los servidores del Señor. Buscad ayuda, se te dará. No temáis. Nada te pasará. El Señor nada deja librado al azar.

Gladys siente entonces un gran aroma a rosas, una de las frecuentes manifestaciones marianas. La Virgen le dice: Aquél que huele el perfume de mis rosas, conmigo camina. Gloria al Señor.

El 15 de noviembre de 1983, Jesús le habla a Gladys por primera vez: “Soy el sembrador, la cosecha será grande”

El mismo día la Virgen dice: Soy patrona de esta región. Haced valer mis derechos.

Este mensaje hace recordar que la parroquia de San Nicolás había sido encomendada desde el principio a Nuestra Señora del Rosario. La imagen, hoy venerada en el Santuario, había ocupado un lugar destacado en la catedral inaugurada en 1884. Luego de ser bendecida por el Papa León XIII, fue traída desde Roma y donada para este lugar. Después de distintas ubicaciones en la catedral y a raíz de su deterioro, fue depositada la imagen en el campanario, a la espera de una reparación que nunca llegaba.

En 1983, el 27 de noviembre, día de la Medalla Milagrosa y primer día de la Novena a San Nicolás, el Padre Pérez, confesor de Gladys y párroco de la catedral, se dio cuenta de que la imagen de Nuestra Señora del Rosario que por largo tiempo había estado en la catedral y se encontraba ahora en el campanario, coincidía con la descripción de Gladys. Entonces condujo a Gladys hasta el campanario, quien reconoció inmediatamente la imagen de la aparición, aunque le faltaba una mano y el rosario. En ese momento se le apareció la Virgen María frente a la imagen: Me tienen olvidada, pero he resurgido. Ponedme allí, porque me ves tal cual soy. No os apenéis, ya me tendrán. Quiero estar en la ribera del Paraná. Poneos firmes. Allí viste mi luz. Que no flaqueen tus fuerzas. Gloria al Altísimo Padre.

El Padre Pérez hizo reparar la imagen y colocó en sus manos y en las del Niño Jesús un nuevo rosario. Ante la pregunta de Gladys, de si debía ser capilla o santuario, la Virgen le da una respuesta a través de las Sagradas Escrituras. Le dice que lea Éxodo, capítulo 25, versículo 8º que dice: “Me harán un santuario y habitaré en medio de ellos”. En la noche del 24 de noviembre, unos días antes del reconocimiento de la imagen que estaba en el campanario, Gladys se dirigió con un grupo de personas al lugar que la Santísima Madre eligiera para construir su Templo. Y al tiempo que les mostraba el sitio donde veía la aparición, un fuerte rayo de luz cayó sobre el lugar pareciendo hundirse en el suelo. Una niña de nueve años vio también ese rayo.

Al día siguiente la Virgen dijo a Gladys: El Espíritu Santo es tu guía. Debes obedecer. Elegido está el lugar de mi morada. Todo queda en vuestras manos.

Aproximadamente a los tres meses de la primera aparición, un rayo de luz iluminó por segunda vez el lugar del Santuario.

Vuestra Madre os pide su morada. No quiero esplendores. Quiero sí una casa espaciosa. No olvidéis el santuario, ya que será el santuario del Señor. El tiempo pasará mas esto perdurará.

 

Templo

 Una vez aprobado el proyecto del Templo, por la Santísima Virgen, y comenzada su construcción, la imagen fue trasladada al nuevo Santuario en 1989.

Ante la pregunta de Gladys si le gustaría que la llamaran María del Rosario de San Nicolás, la Virgen le responde: Así debe ser. Mi anhelo es estar entre vosotros, colmarles de bendiciones, de paz, de alegría, y acercarles al Señor Nuestro Dios.

La primera vez que vio a la Virgen fue el 25 de septiembre de 1983. Pero desde el 27 de noviembre de ese año, las visiones fueron diarias, en su casa, en diferentes horarios. Antes de cada aparición recibe un anuncio interior, y si está con otros no lo manifiesta. Dice Gladys: “Siento como un hormigueo en los brazos, entonces sé que Ella viene; cierro los ojos y aparece”. Pareciera ser que ella no cae en éxtasis, si se entiende esta palabra como desconexión con el mundo exterior. Sin embargo no se trata de una visión interior subjetiva. Para Gladys la Virgen es real y está viva. La ha tocado. Ha sentido la consistencia y el calor de su cuerpo. La escucha y le responde, gozando de una real intimidad. A veces las personas cercanas perciben un perfume de rosas o una sensación de calor.

El 8 de noviembre de 1984 Gladys relata cómo es la Mujer de la visión: “Hoy como nunca siento deseos de decir cómo veo a la Santísima Virgen María. Es de una belleza nada fácil de describir, pero es hermosa, y en Ella van juntas la humildad, la fuerza, la pureza y el Amor, así con mayúscula, porque todo el amor del mundo creo que no cubre el amor que Ella siente por sus hijos. Cuando ordena, siento la fuerza que hay en Ella. Cuando da consejos, siento su amor maternal. Y cuando me dice que sufre por esos hijos alejados del Señor, me transmite su tristeza. Todo esto deja en mí esta maravillosa Madre a quien venero y he consagrado mi vida. Hago esto para que mis queridos hermanos puedan saber de alguna manera cómo es nuestra Madre del cielo.”

Desde noviembre de 1984 Dios le concede a Gladys vivir los grandes dolores de la Pasión de Nuestro Señor Jesucristo. Los estigmas de las manos aparecen durante los jueves y los viernes de Adviento y Cuaresma, año tras año. La sangre brota solo los viernes de Cuaresma. Los estigmas de los pies se presentan los viernes santo, después de las tres de la tarde, hora de la muerte de Cristo. Es como si el Señor quisiera concretar el sufrimiento de su Pasión por medio del cuerpo de Gladys que representaría a la Iglesia. Cada viernes santo siente en forma especial el dolor de cargar una cruz. Su hombro queda marcado con una mancha alargada y muy dolorosa. Algunas veces ha sentido también la llaga del costado. Gladys asegura que si bien el dolor físico es grande, el sufrimiento moral es aun mayor.

La Virgen fue quien le propuso a Gladys ayunar. El ayuno de Cuaresma dura cuarenta días. A pesar de comer tan poco, su aspecto es saludable y su peso normal.

 

Explicaciones

Medjugorje, que significa "entre montañas" es un pequeño pueblo situado en Bosnia-Herzegovina, provincia de la antigua Yugoslavia. que soportó la dictadura de Tito bajo un régimen comunista y ateo. Este sistema político generó numerosas persecuciones contra las religiones presentes allí y especialmente contra la Iglesia Católica. Y es justamente aquí en este enclave, donde la Virgen Santísima se hace presente para hacerle al mundo el último llamado a la conversión.

En Medjugorje (Citluk, Bosnia y Herzegovina) desde hace más de 26 años seis testigos fidedignos perseverantemente dan fe bajo juramento, que desde el 24 de junio de 1981, la Bienaventurada Virgen María, o la "Gospa", como aquí se la conoce afectuosamente, se les ha aparecido y sigue apareciendo cada día, todavía a tres de ellos, hasta el día de hoy

¿Por qué la Iglesia, todavía no ha reconocido oficialmente Medjugorje? Sencillamente, porque la Iglesia, en su prudencia y sabiduría, nunca inicia el estudio oficial de unas apariciones hasta que no han concluido, y en Medjugorje aún continúan. Sin embargo, el Santo Padre, Juan Pablo II dijo: "Si no fuera Papa, ya habría ido a Medjugorje y lo habría hecho sobre todo para confesar". Muchas personalidades de la Iglesia Católica son grandes admiradores de estas apariciones y han escrito a favor de los frutos espirituales que surgen de allí. Fijémonos que, si lo pensamos bien,

Medjugorje no es nada más que el inicio del cumplimiento de la profecía de Fátima: "Al final mi Corazón inmaculado triunfará". Tanto en Fátima como en Medjugorje, la consagración al Inmaculado Corazón de María es algo muy importante. En Medjugorje, la Virgen María también ha confiado a los 6 jóvenes unos secretos que han de ser revelados cuando Ella lo diga.

 

No será fácil

Los cambios que tienen proyectado para la Diócesis de San Nicolás están preocupando a quienes la han integrado hasta la fecha. Se percibe un cambio de rumbo en la estructura católica de nuestra zona. Cuando dialogué con Monseñor Santiago me manifestó que se tomaría un tiempo para realizar cambios. Evidentemente comenzó más temprano que tarde.-

 

Menseñor Cardelli

Reconoce

 

Queridos Hermanos: A doce años de pastoreo en San Nicolás y habiendo seguido con fe y responsabilidad el acontecimiento mariano, que conozco desde sus inicios he crecido en la decisión de reconocerlo para mi diócesis.

Trabajé en la consulta con peritos y testigos y consciente de que el deber de vigilar o intervenir compete ante todo al ordinario del lugar, asumo, como los Obispos que me precedieron, la decisión de apoyar, orientar y declarar acerca de esta manifestación en San Nicolás.

Juzgué el hecho según dos criterios: Positivos y negativos y en ambos casos no hubo ni hay errores.

Hice discernimiento sobre tres criterios particulares, a saber:

El Evento ¿Es de origen natural? ¿Puede ser obra del enemigo? ¿Es de origen sobrenatural? Y las respuestas a estos interrogantes me dejaron la certeza de que es real y positivo el fruto que supera la mera acción humana.

Con ocasión del Jubileo de la Misericordia de los peregrinos de la Diócesis, doy a conocer esta decisión válida para la grey que presido y la acompaño con la presentación de un libro titulado «La escuela espiritual de Santa María del Rosario de San Nicolás», resaltando las enseñanzas más destacadas en los mensajes que ella nos ofrece para nuestra adhesión a todo lo que Él nos dice porque Él es el culmen de la revelación.

Lo promulgo este domingo 22 de Mayo en la misa de los peregrinos desde el Santuario Mariano y celebrando este Jubileo en el séptimo aniversario de su coronación.

Por lo tanto:

En virtud de todo lo afirmado, y como obispo diocesano facultado para este tipo de pronunciamiento; motivado por un sentido de conciencia justa, decreto con certidumbre moral, buena intención y esperanza; cumpliendo los requisitos del discernimiento sugeridos por la santa sede; buscando la mayor gloria de Dios y el bien de nuestra Iglesia; invocando el nombre de Dios Altísimo, Padre, Hijo y Espíritu Santo, el nombre de María del Rosario de San Nicolás, el de su esposo San José, reconozco el carácter sobrenatural de los felices acontecimientos con los que Dios a través de su hija predilecta, Jesús por medio de su Santísima Madre, el Espíritu Santo por medio de su dilecta esposa, ha querido manifestarse amorosamente en nuestra diócesis.

Finalmente y como la Santa Madre lo ha pedido, imploro al Cielo en nombre de toda la diócesis, que sea Ella, por siempre la Reina y Señora de San Nicolás de los Arroyos.

A los 22 días del mes de mayo de 2016

 

 

Gladys

Línea directa con la Virgen

 

 

Gladys Herminia Quiroga de Motta, que vivía en la cortada Figrari de nuestra ciudad, exactamente en el número 122 a 50 metros del actual santuario. Fue ella  quien despertó en San Nicolás el fenómeno mariano.

El padre Pérez, su confesor al respecto decía: “Gladys tiene el don de la videncia, pero eso no significa santidad. La Iglesia en este caso ha sido muy cautelosa, porque es su obligación discernir, distinguir, moderar y estudiar los casos. Yo estoy seguro de que la imagen se le apareció, porque además los estudios en ella reflejan una personalidad normal, auténtica, con mensajes que se atienen a la fe, con infinidad de testimonios. Pero, fundamentalmente, por lo frutos que quedaron, por la conversión de la gente y por el acercamiento de miles de fieles de todo el mundo hacia la Virgen del Rosario de San Nicolás.”

El padre Pérez reconoció en un reportaje realizado al diario La Nación, en 1999, que Gladys Mota continuaba recibiendo mensajes los mismos se habrían dado a conocer a pesar de lo expresado por Monseñor Castagna nueve años antes cuando decidió poner fin a que se conocieran los mismos.

 

El que avisa

“no traiciona”

 

Por Daniel Erne

 

Comenté en anteriores columnas que había cierto malestar en el ambiente religioso desde la llegada de Monseñor Santiago.  Sabemos que el “ambiente religioso” es áspero. Sobre todo en nuestra ciudad donde ha tenido mayor presencia, desde la muerte de Ponce de León, el ala más conservadora. Pero han soplado otros vientos en el mundo católico desde la llegada del Papa Francisco. En uno de uno de los mensajes que hizo conocer hace tiempo Gladys Mota señaló que Argentina sería un faro para América Latina y el resto del mundo. Haciendo una interpretación el nombramiento del Cardenal Bergolglio como Papa puede simbolizar tranquilamente ese anuncio. Monseñor Castagna en su momento expresó la voluntad de Roma para que cesaran la publicación de los mensajes para que lo que ocurría en San Nicolás sigan siendo digno de Fe. El año pasado Cardelli en la etapa de su retiro dio a conocer un decreto por el cual “reconocía la sobrenaturalidad de lo que ocurrió en nuestra ciudad”. Evidentemente por la premura con que Monseñor Santiago tomó la decisión, no obstante señalar en una entrevista que su manera de proceder era tomarse tiempo para conocer, vino con la instrucción de Papa Francisco de realizar algunos cambios. Por lo visto los está realizando. “No quiera nadie interponerse en mi paso” fue uno de los mensajes que hizo conocer la señora de Mota en nombre de la Virgen. Conocimos con la quema de la Catedral, la plaga del fuego. ¿Qué vendrá ahora