Diario El Norte

Locales

Y péguele a Vercelli

19 Marzo 2017 (10:57)

Es fácil ubicar un culpable y descargar todas nuestras frustraciones. Decía Antonio Porchia, en sus aforismos, que cada uno lleve su culpa y no habrá culpables.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Y péguele a Vercelli
Foto 1/1   

El aumento del boleto de colectivo siempre es un tema de conflicto que deriva en acusar a quien desea cobrar lo que se estableció por contrato. Lo demás es folclore para hacer política y distraer a la población que siempre es la más perjudicada en estos conflictos.

Las autoridades fueron las responsables directas por la falta del servicio de transporte durante 10 días.

Si le notificaron a los concejales a fines del año pasado, de la necesidad de un aumento que está debidamente pautado por licitación – entiéndase contrato -y eligen marzo- mes escolar y de movimiento- para tratarlo, y hacer la parodia de tomar los incrementos como si fueran una ofensa, es un problema del reloj biológico de los muchachos ediles. Si quieren cuidar la economía popular no se aumenten las dietas ni los sueldos del Ejecutivo. No firmen y/o aprueben lo que no pueden cumplir. Y en todo caso rescindan el contrato con la prestataria y busquen la empresa que creen conveniente para San Nicolás. Mientras tanto no esperen a marzo comienzo de las clases -bueno el comienzo es una manera de decir- y no provoquen un caos con el solo efecto de sentirse los patriotas populares. Muchos de lo que se negaron, en principio al aumento, fueron los que aprobaron la concesión del servicio a la empresa Vercelli en los términos que la empresa reclama. Esto me hace acordar cuando la ex – presidenta decía, por cadena nacional , ante un reclamo, que los maestros ganaban bien y que además tenían tres meses de vacaciones. Ahora opina totalmente lo contrario. Es decir que depende de qué lado del mostrador estoy me comporto.

En la mañana del viernes, luego de casi 10 días sin transporte público de pasajeros, los concejales se dignaron a conceder un aumento de boleto a la Empresa Vercelli consecionaria del servicio de transporte público de pasajeros. Pasaron 10 días donde miles de nicoleños tuvieron que hacer malabares para transportarse. En la sesión del viernes se pudieron poner de acuerdo la mayoría de los concejales presentes y algunos “bochornosamente” se levantaron y no participaron de la votación.

En el medio de todo esto nos olvidamos que hubo una licitación cuyos pliegos los hizo el Ejecutivo y el Deliberativo de San Nicolás donde se dispusieron condiciones leoninas para quienes querían participar y además por estudios encomendados a organismos especializados se determinó una fórmula polinómica a fin de establecer el costo del boleto. La licitación la ganó la empresa Vercelli. Nadie más se presentó como oferente porque es dificil cumplir con un nivel de exigencia como por ejemplo tener en funcionamiento un parque automotor prácticamente nuevo. Si hoy se aplicara esa fórmula, el boleto - como bien lo señala Rodolfo Dávila en su carta de lectores publicada el viernes 17 de marzo- debería estar en $ 15. Nunca se solicitó la aplicación real del precio y además la empresa concesionaria se presentó ante las autoridades municipales en noviembre pasado  para que se tuviera en cuenta el aumento para el presente año.

El Concejo aprobó los aumentos para los otros servicios concesionados como Barrido y Limpieza y Recolección de Residuos. Es más aprobó el aumento de tasas que en el 2016 fue de hasta un 35% y para el 2017 fue de hasta un 25 %. Es inexplicable, para razonamientos sanos, tratar de entender hasta dónde se dejó llegar el conflicto.

 Si tienen tiempo los integrantes del Concejo en conjunto con el personal del Ejecutivo podrían dedicarse a instrumentar los mecanimos al de fin de crear una tarifa social para aquellos ciudadanos que  no puedan sostener el valor del pasaje.

Para ello deberian establecer un monto a subsidiar y eso sí es una decisión política. Pactar un contrato entre partes tiene dos opciones: se cumple o se rescinde. La población no puede quedar de rehén y los trabajadores tampoco. Si se llegó a una decisión el viernes luego del corte de servicio ¿cual fue la razón que antes lo impidió?

Los trabajadores tampoco pueden transferir al Concejo sus reclamos laborales. Esa función la lleva adelante el Ministerio de Trabajo. No hay que mezclar la hacienda porque se confunden las situaciones. El costo del transporte en San Nicolás no es un problema o tema que deba resolver una empresa. La solución surge de las autoridades. En su momento plantearon, tras años de estudio, las conclusiones. No se puede estar revisando en forma improvisada, tras cada pedido de aumento, los antecedentes de una situación que está planteada claramente en un contrato. Para no improvisar más en el tema y quedar en el juicio de concejales que actúan para la tribuna sería una buena idea forma una comisión permanente que trate y regule el tema del transporte en San Nicolás. De esa manera se conformará una estructura con base seria que puede referirse al tema con argumentos sustentables.

Abondonemos el deporte de “matar al mensajero” y hagámonos cargo de la realidad.

Buen domingo.