Diario El Norte

Política

Opositores pidieron interpelar a Passaglia pero no reunieron la cantidad de votos necesaria

26 Enero 2017 (08:10)

Concejales de distintos bloques de la oposición local estuvieron a dos votos de distancia de llevar al Intendente Municipal al recinto para pedirle explicaciones oficiales referidas a la inundación de La Emilia y sus consecuencias. En el número final de 9 contra 7 pesaron las ausencias en los bloques del massismo y el justicalismo.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

 Opositores pidieron interpelar  a Passaglia pero no reunieron  la cantidad de votos necesaria
Foto 1/1   


 

Leandro Madeo

diarioelnorte@diarioelnorte.com.ar

 

Fue una de las tantas votaciones que en la sesión extraordinaria que el Concejo Deliberante celebró ayer guardaron relación directa con las inundaciones sufridas en el Partido de San Nicolás. Otras habían tenido que ver con mecanismos de ayuda económico a los damnificados, con declaraciones de Emergencia y con obras que podrán traer alguna solución; pero ésta era una votación con una eminente carga política: se trataba, nada más y nada menos, que de la posibilidad de que los concejales pusieran en marcha los mecanismos para interpelar al Intendente Municipal Ismael Passaglia, para que en el recinto dé respuestas y explicaciones a distintas cuestiones atinentes a las inundaciones, sus causas y sus eventuales soluciones.

El pedido de interpelación al titular del Departamento Ejecutivo Municipal fue presentado durante el transcurso mismo de la sesión y fue recibido como «ingreso de último momento». Llevaba las firmas de los massistas Luciano Pastocchi, Luis Sánchez y María Florencia Vázquez, y de Jorgelina Glorio, del bloque del Frente para la Victoria (aunque separada del oficialismo local). Debían producirse dos votaciones para que la citación al Intendente fuese una realidad, y ambas se darían por aprobadas con un mínimo de once votos a favor. Pero el número no les alcanzó a los concejales que se despacharon con duras críticas contra el jefe comunal.

La posibilidad de la interpelación se frustró en la primera de esas votaciones: a la hora de determinar si el asunto reunía los requisitos de necesidad y urgencia que hubiera habilitado el tratamiento fuera del período de sesiones ordinarias. El criterio de la mayoría fue favorable al proyecto, pero no alcanzó el requerido número de once.

 

Nueve votos

En concreto, la votación (que debió repetirse por un primer conteo erróneo de las manos alzadas) terminó con nueve votos a favor, siete en contra y dos abstenciones.

A favor votaron los cuatro firmantes del proyecto, sumados a Cristina Rubiola, Maribel Acuña, Julio Pasqualin, María Florencia Vásquez y Pablo Armanino. Los votos por la negativa provinieron de las bancas de los concejales oficialistas Danilo Petroni, Manuel Passaglia, Sergio Giménez, Roberto Fernández Viña, Raúl Ballerini, Valeria Sánchez y Sergio Ponce. En tanto, Omar Vera y Adriana González se abstuvieron.

Un dato de relieve tiene que ver con la circunstancia de que esos dos votos faltantes para gatillar los mecanismos de la interpelación hubieran podido estar asegurados de no ser por las ausencias en las bancas del massista Carlos Mantelli y del justicialista Ernesto Onchalo. Ellos fueron dos de los seis concejales que pidieron licencia; los otros cuatro fueron Gustavo Ouakim, José Antonio Corral, Agustina Gruffat y Carlos Deniau. Pero a diferencia de estos cuatro, Mantelli y Onchalo no tuvieron suplentes que ocuparan sus bancas.

 

Duras críticas

El revés en la votación no impidió que antes de ese momento los concejales impulsores de la interpelación se despacharan con pesadas críticas contra el Intendente.

“Entendemos que quien debe dar las respuestas tanto a los veinte concejales como a los vecinos, es el Intendente Municipal. Y no otra persona. Por lo tanto, hemos elaborado un proyecto para interpelar al Intendente, para que venga a este recinto, se siente y dé las explicaciones que todos necesitamos”, indicaba Pastocchi a la hora de depositar el proyecto sobre el estrado presidencial.

El titular de la bancada massista aseveró que no se trataba de una medida “desestabilizadora”, sino que la propuesta obedecía a la “necesidad de que el principal responsable político de la ciudad venga, dé la cara, se siente con nosotros y nos cuente lo que sucedió y lo que se va a hacer”.

En tanto, Luis Sánchez consideró que “el señor intendente Ismael Passaglia se borró y no se hizo presente”, y que “no fue a poner la cara” ante los damnificados de la inundación de La Emilia. “No fue siquiera capaz de comerse treinta minutos de puteadas, para a partir de allí concretar un Comité de Emergencia para trabajar sobre las zonas inundadas. No le dieron bolilla a la gente. Los vecinos de la ciudad necesitan respuestas concretas y quien tiene que darlas debería estar sentado en el estrado de este recinto para explicar qué es lo que pasó y qué es lo que van a hacer”, añadió el massista metalúrgico.