Diario El Norte

Policiales

Lorena Ibarra vecina de San Martín “Nos sentimos discriminados en el barrio”

11 Enero 2017 (16:42)

Días pasados dábamos cuenta de la denuncia de un grupo de vecinos de barrio San Martin que advertían que dos jóvenes, a los que acusan de cometer delitos en la zona, estaban usurpando un terreno, siendo estos rápidamente desalojados por la policía. En EL NORTE se hizo presente la madre de los acusados en defensa de los mismos.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Lorena Ibarra vecina de San Martín  “Nos sentimos discriminados en el barrio”
Foto 1/1   

El lunes a la tarde vecinos de barrio San Martin denunciaron a la policía de que dos jóvenes apodados como “Chechu” y “Pasculi” estaban llevando maderas y chapas a un terreno baldío de la calle Las Palmas para construir una vivienda precaria. Rápidamente se hicieron presentes efectivos policiales quienes hicieron desistir a los ocupantes de su actitud y los mismos se retiraron. En dialogo con EL NORTE los vecinos comentaron que estos jóvenes han cometido varios delitos en el barrio y que los tienen a maltraer mostrándose preocupados de que usurpen el lugar.

A raíz de la noticia publicada se hizo presente en nuestro medio Lorena Ibarra, la madre de los jóvenes denunciados. La señora, mamá de seis chicos, vive desde hace años en el barrio y se siente discriminada por los vecinos. Según lo expresado a nuestro medio sus hijos hace ya dos años que no delinquen y que cambiaron su actitud pero aun así se los sigue acusando de todos los delitos de la zona. Lorena aclaró también que no eran ellos los que iban a usurpar el terreno sino su hija “La que nos denuncia tiene problemas personales con nosotros. Mis hijos se han mandado sus macanas, pero no es verdad lo que están diciendo. La que iba a usurpar el terreno es mi hija Nadia que tiene un bebe de un año. Como ella había dejado las maderas en mi casa, mis hijos las fueron a llevar pero no iban a vivir ahí, la estaban trasladando para mi hija. La policía habló con Nadia, no con ellos. Metieron a mis hijos que no tienen nada que ver. Los pibes fueron detenidos en varias oportunidades pero eso fue hace dos años. Si averiguan van a ver que después no hicieron macanas. Para nosotros fue difícil esa época, pero tratamos de salir adelante. Esto nos hace mal”, comentó Lorena visiblemente angustiada. En su relato se puede advertir el dolor que le causa la situación y el sentirse continuamente acusada por la gente.