Diario El Norte

Culturales

La escritora nicoleña Miriam Cairo presentó su primer libro de poemas

04 Diciembre 2016 (10:25)

En un ambiente distendido de la vecina ciudad de Rosario, Miriam libró la palabra al territorio de la vida poblando de emociones con sus versos tanto la mesa de un bar como la disparatada idea del amor infinito

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

La escritora nicoleña Miriam Cairo presentó su primer libro de poemas
Foto 1/1   

Ya en su primer libro de micro ficción “Culonas” desarma la estructura de lo “correcto” para mostrarnos que hay mucho más detrás de una imagen de mujer que se proyecta en el espejo de los otros.

La publicación está lanzada al mercado literario por la Editorial Tierra de Sueños y lleva el prólogo de Rodrigo Malmsten – poeta, dramaturgo y actor radicado en Bruselas quien sobre este trabajo expresa: “Es la magia extraordinaria de Miriam Cairo. Sí, es su Sadopoesía, o mejor dicho, cuerpos y pájaros, que giran y nadan en las profundidades de los océanos del alma, del corazón, de la vida. La palabra como territorio, la metáfora como el nexo inextinguible, inseparable, entre el espacio y el tiempo como una sola mariposa que fecunda la poética, la poesía, el universo Cairo, en los corazones solitarios. Aquellos, como el mío, que naufraga en la soledad, o en la tristeza, y por qué no, en la utopía que la poesía propone, para alejarnos de este universo arduo. Pero más ricos, sí, más sabios, sí, más con el corazón inundado de peces, jazmines, caminos amarillos, para seguir sonriendo, o llorando, o pensando, en este universo maravilloso que Cairo nos propone. Princesa de los códigos. Sus palabras viajan. Sus poemas, la imagen movimiento de Deleuze. La poeta en su vuelo tenaz, nos invita a sentir los cielos de otros infinitos. Sus poemas se instauran como un oasis en medio del un vendaval en donde las arenas del desierto no marcan rumbos hacia algún territorio. Sin embargo, el tiempo en la poesía de Cairo, se apodera de otros relojes, otras horas, que corresponden a otras lógicas, casi inexplicables, como es la poesía. Cairo, es El espejo, Alicia en el país de las maravillas, en el país de los árboles frutales. Su poesía parece recorrer los personajes de un “Jardín de las delicias” en donde el Bosco, se sentiría hedonista, como lo era, como Miriam, en su poesía propone, enuncia y no expone… simplemente, canta el área más bella, que adviene de las arenas de Cremona, ciudad antigua, de violines y de música en el tiempo…

 

De ahora en adelante

De ahora en adelante voy a abrir la puerta, voy a detenerme en sus dos sílabas deslumbrantes, voy a tener perseverancia, voy a abrir otra puerta para que entren los besos que todavía no han nacido y voy a hacer un mundo en torno a cada una de sus letras, es más, de ahora en adelante sabré que después hay otra puerta que también abriré y dejaré entrar por ella la palabra con sus laterales curvos; y entrarán los naranjos derramando su azúcar continuo, entrarán los boxeadores con pollerita de plumetí; entrarán las calandrias dando saltitos de vedette, rebotando sus tetonas súper star; entrarán las muchachas que darán a luz ciento un dálmatas; las viejas vampiresas, las caléndulas masoquistas, los nomeolvides incestuosos, los maniquíes hermafroditas, las gitanas sagradas.

MC

 

*

Hace

 

Ella se dice: no vuelvas a hacer lo que una vez hiciste. Y durante un tiempo, bastante tiempo no lo hace. Pero luego juzga que es posible volver a hacerlo, y cuando lo piensa, entre la rosa y el cuchillo vienen las memorias filosas en procesiones soltando espantos, como si ella se hubiera enamorado de un toro albahío, o de un dragón, o de un adverbio. Pero ella sabe que su corazón compulsa con la rosa antes que con el cuchillo, y lo vuelve a hacer. Lo hace.

MC

 

*

Forma de diamante

 

Va y viene en forma de transcurso, en forma de elfo, en forma de marqués, en forma de lejos, en forma de siempre, en forma de hombre, en forma de hora, en forma de pausa, en forma de cajita dorada, en forma de aullido, en forma de fuego, en forma de poema, en forma de lengua, en forma de diamante, en forma de tirón, en forma de pelo, en forma de catalepsia, en forma de vaho, en forma de crepúsculo, en forma temblorosa, en forma de romero. Subido a las espirales de la tercera dimensión, enredando himnos, vellones, encarnaciones, cáscaras de mandarina, lirios, memorias, palabras.

MC