Diario El Norte

Cartas del Lector

Francisco y la política

14 Marzo 2016 (23:56)

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Desde hace un tiempo vengo señalando cómo se vienen cumpliendo o repitiendo hechos bíblicos que sucedieron hace dos mil años atrás, y cobran actualidad cuando el Papa Francisco actúa.

No me refiero a hechos comunes como por ejemplo “el que siembra vientos recoge tempestades” lo vemos a diario en nuestra vida,  quien hace mal termina mal.

Se necesita de un corazón grande y misericordioso, se necesita estar desposeído de todo orgullo humano que afecte al ego, se necesita contar con una fe enorme y un convencimiento no menor para poder dar testimonio del evangelio como lo hace Francisco.

Francisco no necesita ser demagogo, y cuando se lo consulta sobre expresiones de un líder político extranjero en campaña, que habla de levantar muros entre hombres, fue claro e indicó “no es el pensamiento de un cristiano”. No dijo que no lo haga, no dijo voy a hacer lo posible para que gane la otra fracción. La gente tiene que separar los conceptos: el político lo ve como una solución a un problema de inmigración, Francisco no descalifica la problemática sino la solución propuesta. Es como si para contener el crecimiento poblacional (Maltus) se indicara el aborto como solución, para luego decirse cristianos. Al César lo del César y a Dios lo que es de Dios.

De una mayor capacidad de misericordia y comprensión se necesita para entender las entrevistas con Cristina Fernández y el rosario mandado a Milagros Salas. Partamos de los resultados: ¿ganó el partido de la Sra. Fernández? ¿Salió en libertad Milagros Salas? La respuesta para ambos casos es negativa.

Ambas situaciones causaron revuelo, plasmados en todos los medios gráficos, televisivos y radiofónicos. Personas de todos los estratos sociales políticos y culturales, mostraron su indignación por la actitud del Papa, que consideraron escandalosa y reprochable, llegando en muchos casos al insulto y ofensa del  más bajo nivel sobre la humanidad del Pontífice.

Calcada actitud recibía Jesucristo cuando luego de hacer milagros por todas partes iba a la casa del recaudador Mateo, o comía con prostitutas y ladrones escandalizando a cuanto seguidor tenía.

Hasta acá, que se cumplan los textos bíblicos, debemos tomarlo como un motivo de reafirmación de la fe cristiana, pero hay una parte de la biblia por la que me gustaría que no se cumpla.

Cuando Jesucristo regresó a su pueblo se escuchaba: ¿no es este acaso el hijo del carpintero? Y cuentan las escrituras que hizo pocos milagros a causa de la poca fe que encontró en el lugar, para luego indicar “nadie es profeta en su propia tierra”.

Creo que Francisco lo tiene asumido. Creo que Francisco sabe y no perderá el tiempo valioso si no le indicamos que su venida no será vana.

Por eso quiero expresar por este medio lo que me gustaría difundir para que Francisco medite su venida: Francisco: sos profeta en tu tierra.-

 

Dr. Gabriel Rogelio Ruiz

DNI 13.882.875