Diario El Norte

La otra tapa

Hace cincuenta años Acavallo alcanzaba la gloria en Japón

29 Febrero 2016 (23:41)

El 1 de marzo de 1966, el boxeador argentino de peso mosca, Horacio Acavallo, se consagraba campeón del mundo al vencer en una gran pelea al japonés Takayama. Se trata de uno de los grandes hitos del boxeo de nuestro país.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Hace cincuenta años Acavallo alcanzaba la gloria en Japón
Foto 1/1    Horacio Acavallo, uno de los grandes campeones mundiales de boxeo que tuvo la Argentina.

Por Pablo González

 

 

Horacio Accavallo había nacido el 14 de octubre de 1934, Villa Diamante, Lanús. La vida no le fue fácil a Accavallo. Antes de ser boxeador trabajaba junto a su padre calabrés, quien lo crió junto a sus cuatro hermanos en el mítico patio de Parque Patricios, en "La Quema" (depósito de basura de la ciudad) juntando cartones para venderlos y así poder vivir.

Ya a los ocho años soñaba con boxear. Trabajó, entre otras cosas, como lustra botas, trapecista y botellero, Con todos estos inconvenientes logró imponerse ante todos los obstáculos saliendo de esa difícil situación para consagrarse campeón del mundo a los 32 años. Luego de su retiro quedó marcado como el mejor ejemplo de un deportista que supo cuidar lo que ganó, ya que los premios acumulados y bien administrados le permitieron asegurar su futuro.

Fue popularmente conocido con el apodo de "Roquiño".

Hoy en día se encuentra muy enfermo, con internación domiciliaria en la casa, con el apoyo de su esposa Ana María Sawich, y su Hija Analía Accavallo. Come a través de un botón gástrico y cada tanto lo internan en el Hospital Británico.

Vive con su nieta Gala Gooderham,(Actriz) la cual lo apoyo en esta etapa dificil de su vida, su esposa, y su hija Analia. Tiene su propio enfermero que va todos los dias a ocuparse de el, desde el año 2006.

 

La consagración

 

El 1 de marzo de 1966, Accavallo logró su consagración mundial al conquistar el título mundial mosca AMB (Asociación Mundial de Boxeo) y CMB (Consejo Mundial de Boxeo) ganándole al oriental Katsuyoshi Takayama en Tokio, Japón.

La pelea era a por entonces a 15 rounds, estando en juego el título mundial mosca AMB y CMB en condición de vacante. Antes de sonar el primer campanazo mientras se le colocaba el protector bucal al boxeador argentino, Takayama empezó a trotar hacia un Accavallo que estaba de espaldas, en el momento en que suena la campana Accavallo se da vuelta para combatir encontrándose con Takayama que le colocó un violento golpe en la cara a "traición" que fue reglamentario, pero no dentro del código de honor del boxeo.

Con una gran fortaleza Accavallo soportó el golpe y empezó a hacer su trabajo para quedarse con el título mundial. El cuarto round dio una clara ventaja para Accavallo, en el quinto al poderoso gancho de izquierda se le suma el gancho de derecha al estómago de Takayama. En el Octavo y noveno round el japones logra recuperarse. Transcurrieron los 15 asaltos culminando con la victoria y la obtención del titulo mundial para Accavallo por decisión dividida de los jurados.

Este fue el puntaje oficial: 73-69 (Accavallo) / 71-70 (Takayama) / 74-67 (Accavallo).

 

Las defensas

 

Horacio Acavallo defendió por primera vez el título del mundo el 15 de julio de 1966 en el estadio Luna Park, Argentina, frente al japonés Hiroyuki Ebihara a quien derrotó por decisión unánime en 15 rounds reteniendo la corona por primera vez.

La segunda defensa fue el 10 de diciembre de 1966, y el retador en esa ocasión fue el mexicano Efren "El Alacran" Torres. El azteca le provocó un corte al campeón sobre su cara muy grande y profuso, pero durante el curso del combate Accavallo fue superior y al final de los 15 asaltos lograba otra defensa exitosa, reteniendo el título Mosca de la AMB y CMB por decisión unánime.

La tercera defensa fue realizada el 11 de agosto de 1967 en el estadio Luna Park, su adversario fue quien un año atrás trató de arrebatarle el titulo, el japones Hiroyuki Ebihara. Allí nuevamente Accavallo vence a Ebihara esta vez por decisión mayoritaria. Este fue el puntaje de los jueces: 297-296 (Accavallo) / 294-294 (Empate) / 298-293 (Accavallo).

 

Retiro y enfermedad

 

El 11 de octubre de 1968 Accavallo se retiró del boxeo con el título del mundo en su poder. Finalizó su carrera con récord de 75-2-6 (34KO). En 1980, en la primera edición de los Premios Konex, recibió un Diploma al Mérito como uno de los 5 mejores boxeadores de la historia en Argentina. En 1968 intervino en la película Destino para dos donde se encarna a sí mismo.

Alguna vez, en un reportaje le preguntaron por Carlos Monzón. Él dijo que: "La vida da tantas sorpresas, que Carlos Monzón peleaba por quedar libre de la cárcel, que cuando consiguió la libertad condicional volcó con su auto y murió. La vida se gana día a día".

El ex campeón mundial padece en la actualidad de "demencia pugilística". Está aquejado de una compleja sintomatología que suma complicaciones respiratorias y neurológicas.

La demencia pugilística es también llamada encefalopatía traumática crónica, o el síndrome del boxeador y es causada por un trauma en la cabeza, tal como el que padecen las personas que han sido golpeadas muchas veces en el cráneo.

Los síntomas más comunes de esta condición son la demencia y el parkinsonismo, los que pueden aparecer muchos años después de producirse el trauma. Las personas afectadas además pueden desarrollar falta de coordinación y el habla entorpecida, según la definición de la enfermedad.