Diario El Norte

Educativas

Proyecto “La escuela como espacio público de referencia” : Una escuela comprometida para apostar a un buen futuro

08 Junio 2015 (00:14)

Hoy es el turno de conocer a la Escuela Secundaria Básica N° 26 que está dividida en dos lugares físicos, uno en Barrio San Martín y una extensión en Barrio Las Mellizas. Es otra escuela protagonista del Proyecto que lleva once años de trayectoria, pero ésta ha ingresado durante este 2015.

Facebook Twitter Compartir en Whatsapp

Proyecto “La escuela como espacio público de referencia” :  Una escuela comprometida  para apostar a un buen futuro
Foto 1/1   

ar

 

La Escuela Secundaria Básica N° 26 funciona en dos espacios físicos diferentes. Tiene una sede en la Primaria N° 43 de barrio San Martín y una extensión en la Primaria N° 46 de barrio Las Mellizas. En diálogo con el Director Marcelo Güimil remarca que la relación con ambas instituciones primarias es de trabajo en equipo y que eso es un factor “sumamente positivo” para los jóvenes.

La escuela ubicada en la zona norte de la ciudad, tiene una matrícula de 226 alumnos  que funciona turno mañana y tarde. Es una institución en la que se trabaja, incluso los fines de semana con programas de arte e informática abiertos a la comunidad. Recibe alumnos de barrio San Martín, Suizo, Moreno y Las Mellizas que egresan con la modalidad Ciencias Sociales en Barrio San Martín y Arte y Música en Barrio Las Mellizas. Las escuelas están ubicadas a 25 cuadras de distancia aproximadamente y su única vía de unión es a través de la ruta.

Esto tiene consecuencias en cuanto a la organización, la unión de los jóvenes y el sentido de pertenencia. Los problemas viales y accidentes de tránsito no quedan fuera y así van sumándose los temas que preocupan tanto al Director como a los profesores Gabriela Rodríguez y Diego Porras, involucrados en este Proyecto. 

 

Apuesta a la juventud

En charla con el Director y el profesor Porras se puede vislumbrar que ambos se encuentran constantemente comprometidos en darles herramientas a los jóvenes para desarrollar un buen futuro.

Al existir la separación de la población educativa se decidió armar una Comisión de delegados en lugar de Centro de estudiantes. Hay dos delegados por curso que se reúnen en comisión a tratar los temas que les preocupan y el traslado es más llevadero. Analizan las propuestas y se trata de que tengan la mayor participación posible. Más allá de cuestiones edilicias que quieren solucionar, los invitan a tratar temas que ayuden a la convivencia y a la unión.

Hay dos proyectos institucionales anuales que afianzan este camino: un encuentro intercolegial de ajedrez y un proyecto mancomunado con una escuela especial. La propuesta es utilizar las horas libres en tipear textos en lenguaje Braille.

 

La escuela y las familias

La comunidad educativa de esta escuela secundaria está muy unida a la escuela primaria. “Las familias comenzaron a participar en el voluntariado que se hizo con Ternium y cuando se las requiere responden, especialmente en la sede de barrio San Martín. Junto con la escuela primaria, se ofrecen voluntariamente y además están a la espera de que los citen”, asegura Güimil.

Según el Director estas actividades crean el sentido de pertenencia: “Lo hacen ellos y ellos lo cuidan” lo mismo sucede con el espacio que les dieron para graffitis y mural para expresarse libremente y las jornadas de limpieza de bancos que la hacen para cuidar el mobiliario.

En cuanto a un tema de conflicto es necesario señalar los problemas de aprendizaje y no la violencia en la escuela. Si hay temas sobre violencia es porque algo sucede en el barrio y llega a la escuela con ellos, pero todo el plantel está atento y la postura es abordar los temas y tratar de solucionarlos lo antes posible.

 

Problemas edilicios

El sector del edificio que les pertenece se encuentra en muy buen estado, pero la escuela no cuenta con insumos de trabajo o tecnología. No hay TV, dvd, cañón, cuentan con una impresora para el papeleo de obligación y nada más. Cuando necesitan por ejemplo exponer sus trabajos piden los insumos prestados a la primaria.

El programa Conectar igualdad sigue la misma línea. El año pasado fue la primera vez que lo recibieron, fue una noticia que causó revuelo en el barrio Las Mellizas. Este año esperan tres entregas más. No hay conectividad en ninguna de las escuelas. Para trabajar con las netbooks los profesores se las ingenian.

La inseguridad golpea la escuela seguido. El perímetro es de muy fácil acceso y es común los lunes encontrarse con la rotura de vidrios. Sería esencial levantar la altura del tapial y un sistema de alarmas.

 

El proyecto

Este proyecto liderado por IRAM, Inspección de enseñanza nivel Secundario, y las empresas ENTRE, Dohm y Diario EL NORTE, tiene 11 años de trabajo ininterrumpido. Hace algunos años se viene evaluando la posibilidad del ingreso de nuevas escuelas a las actividades del proyecto y este año se ha concretado, ingresaron la Secundaria N° 14 de Campos Salles y la Secundaria Básica N° 26, protagonista de esta nota.